SmartGolf
Cargando
Nota de Golf

Grip fuerte, grip débil

Es muy importante comprender este concepto para controlar el vuelo de la pelota, cuya dirección dependerá mucho de si el grip es débil (fade) o fuerte (draw).

Compartir


Existen dos criterios básicos para establecer si nuestro grip es débil o fuerte. El primero son los nudillos de la mano izquierda que son visibles en el grip y el segundo son las líneas de Leadbetter.


Hechemos un vistazo a ambos criterios:


GRIP DEBIL (para producir fade): Con este tipo de grip nuestras manos están rotadas en contra de las agujas del reloj (hacia el objetivo). Podremos ver sólo un nudillo de nuestra mano
izquierda:


A la derecha vemos el sistema de Leadbetter (quien dibuja líneas a través de la unión de los dedos índice y pulgar de ambas manos). Las líneas se dirigen hacia el hombro o aún la oreja derecha (mano derecha) y el mentón (mano izquierda).

Este tipo de grip hace que la cara del palo se abra en el tope del backswing, con lo que, con el fin de enderezar el palo en el impacto, uno lo libera precozmente y envía la cabeza del palo hacia la pelota en lugar de permitir que las manos se adelanten durante el impacto.
Con esto se obtiene un fade y menor distancia.


GRIP FUERTE (para producir draw): En este caso nuestras manos están rotadas en el sentido de las agujas del reloj (alejándose del objetivo). Vemos 3 nudillos de nuestra mano izquierda:
 


A la derecha vemos el sistema de Leadbetter (quien dibuja líneas a través de la unión de los dedos índice y pulgar de ambas manos). Las líneas se dirigen muy hacia la derecha de la cabeza.
Este tipo de grip hace que la cara del palo tienda a cerrarse en el tope del backswing evitando que uno tire precozmente la cabeza del palo hacia la pelota, generando mayor distancia. Este grip también promueve una liberación más tardía del quiebre de muñecas (si no lo hacemos obtendremos un draw bajo).

Tip: En una edición de Golf Digest, Sergio Garcia nos insta a tratar de pegar siempre con un poquito de fade (5 yardas). Su idea es que este tiro es más controlable, sale más alto y
aterriza suave. Además, suele ser el tiro natural de la mayoría de los jugadores aficionados.

Para lograrlo nos sugiere abrir un poco el stance y debilitar un poco el grip, como se muestra en la siguiente foto donde, a pesar de que el grip es aún bastante fuerte, es más débil de lo
normal.
Debemos notar como el pulgar derecho está más en línea con el hombro derecho que con el mentón. De nuevo insistimos en que este grip es aun fuerte pero más débil de lo normal:



No debemos exagerar. El grip ideal tiende a ser más fuerte que débil, sin embargo, si queremos pegar con algo de fade debemos debilitarlo sólo “un toque”. ¿Te animás a intentarlo?

 
Enviar por mail
Compartir en Facebook
Comentarios de los miembros
Atencion Para dejar un comentario es necesario estar registrado en SmartGolf.

Quiero registrarme

Ya estoy registrado, quiero iniciar mi sesión